Beneficios del fitness para las mujeres

Verse bien es sentirse bien, por eso muchas personas han optado por llevar una vida saludable. El fitness para las mujeres está sonando y se ha puesto de moda en los últimos años. Las chicas se preocupan por lo que comen y por realizar actividades diariamente. En principio para bajar de peso y verse más delgadas. Pero también para sentir un cambio positivo en sus vidas.

La respiración, flexibilidad, resistencia y vitalidad, mejorarán significativamente. Si aún no estás decidida completamente, es bueno conocer el concepto, beneficios y riesgos para adentrarse en este mundo. A todos por igual beneficia la práctica de fitness, sin embargo es más popular en los hombres. Tal vez porque las chicas no tienen muy claros los beneficios.

 

¿Qué es el fitness?

Es sinónimo de ponerse en forma. La traducción literal al español de la palabra es “aptitud”. Se trata de la capacidad de una persona para hacer una actividad determinada. Situando el término en  contexto, quiere decir que el fitness es la posibilidad de realizar actividad física. El objetivo es mejorar la salud y el estado físico a través de ejercicios. En teoría, se incluyen siete distintos elementos.  Entre ellos ejercicios orientados a la flexibilidad, fuerza y resistencia muscular, agilidad, velocidad, equilibrio, constitución física y resistencia cardiovascular.

Pero la palabra clave de todo esto es: salud. Fitness no quiere decir hacer ejercicios hasta que el cuerpo no pueda más para adquirir masa corporal extra. Tampoco quiere decir consumir sustancias que alteren las hormonas para verse mucho más grueso. O quizás lucir un exceso de musculatura. Ese es otro concepto totalmente diferente. Esto es lo que quizás ha puesto un freno a las mujeres a la hora de ir al gimnasio.

Fitness para las mujeres

 

Fitness para las mujeres

Son muchos los beneficios que el fitness proporciona a las mujeres. En principio te ayuda a combatir la osteoporosis. Los ejercicios de fuerza, por ejemplo, contribuyen notablemente a aumentar la densidad ósea. Recuerda que la menopausia disminuye los niveles de estrógenos y por tanto se intensifica la osteoporosis.

Con el fitness aumentarás significativamente tu resistencia muscular. Este es un aspecto interesante para las mujeres. Eso del sexo débil quedó en los años 20. Obtener mayor fuerza te permite ser más independiente. Hasta en los aspectos más simples resaltarás con tu fuerza. El aumento de la masa muscular se hace presente, por lo que podrás controlar esa “piel colgante” que ninguna dama desea exhibir. Tonificas y realzas todo aquello que es susceptible a la gravedad como los pechos y los tríceps.

Igualmente, aumentarás tu agilidad. Serás capaz de hacer cosas que no estabas acostumbrada a hacer. Podrás correr con mayor facilidad, saltar e incluir actividades que te parecían imposibles realizar. Esto influirá directamente en tu autoestima y percepción sobre ti misma. Esta energía que irradiarás cambiará muchas cosas en tu camino.

Podrás socializar más. La práctica de fitness en gimnasios u otros lugares te insertará en un círculo donde te sentirás segura. Y si lo prácticas con tu pareja, eso reforzará la unión. Claro está para obtener estos beneficios se deben mejorar los hábitos alimenticios y de vida en general. Dormir las horas recomendadas, intentar por todos los extremos posibles reducir o aprender a liberar el estrés, forman parte de una buena rutina.

El hecho de que te atrevas a seguir una actividad física combate el sedentarismo. Éste se ha convertido en un grave padecimiento para las generaciones actuales. El fitness para las mujeres les permite un salto a una vida más saludable. Ni siquiera es necesario pasar horas enteras haciendo fuertes ejercicios o privarte enteramente de comidas. Solo debes cuidar de ti misma y entender que es un trabajo necesario para ser una mejor mujer.

 

Arantxa Asián

Estudié filología hispánica, pero la vida me llevó hace algunos añitos a dedicarme al periodismo digital. Estoy especializada en nuevas tecnologías, aunque siempre saco tiempo para la belleza. Eso me llevó a enfrascarme en este proyecto: Mundo Femenino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *