Dentro de los Premios Mujerhoy

Prepararse para unos premios no es algo sencillo. Aunque sea difícil de reconocer, te recorres todo Madrid buscando el vestido que te haga la mas especial de la fiesta. He asistido a bastantes premios y siempre me acaban sentando con gente mucho mayor que yo. En esas ocasiones siempre acabo preguntando dos o tres cosas y convirtiéndome en la mejor amiga del camarero. Pero en estos premios no fue así, tuve suerte con todos los detalles y acabaron siendo, definitivamente, los mejores en los que he estado.

almu_lapique_xoptimizadax

Mi vestido era rojo, de la marca Cortana y mis zapatos de Úrsula Mascaró. Diciéndolo así suena muy bien, pero la verdad es que el día que fui a probarme todo me recorrí Madrid de punta a punta con Lourdes Barroso para conseguir el look que más me gustara. No tuvimos tiempo ni de respirar, ¡hasta tuvimos que aprovechar un viaje en taxi para comer un pequeño aperitivo!

 

En muchas entrevistas y artículos he leído que casi todas las mujeres comentan que lo indispensable que hay que llevar en un bolso de noche es un pintalabios o un cepillo de dientes. En mi caso, son claramente unas bailarinas. En el momento en el que salí de casa, me miré al espejo y pensé “qué bien me siento así vestida”. Al cabo de una hora ya no puedes más, estás sentándote en cada silla que tienes a mano si puedes,  intentando disimular que en ese momento pagarías lo que tuvieses disponible por llevar unas zapatillas. También está el truco quitarte un poquito los zapatos de forma muy discreta cuando estás sentada en la mesa cenando; no es lo correcto, ni nadie lo cuenta, pero es una realidad que todos en algún momento lo hacemos.

 

Fue una gran suerte coincidir con amigas en la fiesta, eso hizo también que lo disfrutase tanto. Mis amigas y yo no queríamos dejar de pasar por el photocall y como había tantas caras conocidas estuvimos mucho tiempo allí, divirtiéndonos, pero no pudimos acceder a la sala de entrega de premios a tiempo. Así que nos quedamos en una sala que había cerca del hall principal para seguir la gala en directo a través de las redes sociales de mujerhoy y hacernos fotos. En cuanto terminó todo el mundo vino al lugar en que estábamos para disfrutar del cóctel. Yo me moría de sed, así que decidí colarme detrás de la barra para intentar buscar una botella de agua, fue una mala decisión.

Almudena_xoptimizadax

En cuanto el resto de invitados vieron  que yo estaba ahí detrás me empezaron a pedir todo tipo de bebidas y combinados. Recuerdo a una conocida, directora de una marca diciéndome de broma “como te vean te echan de mujerhoy” mientras se reía, pero al final ella también acabó pidiéndome a mí. Como mis amigas vieron que necesitaba ayuda se metieron conmigo, y más sabiendo que me cuesta mucho diferenciar entre algunas bebidas, me parecen todas marrones y no conozco bien las marcas. Alguno que otro se llevó algo distinto a lo que me había pedido…

Almudena Lapique

Cuando entramos a el salón donde estaban todas las mesas con los invitados, echamos un ojo desde lejos a ver con quién nos habían sentado. Vimos a unos chicos jóvenes y supimos que la noche iba por buen camino. Poco a poco nos fuimos conociendo todos; Álvaro Cano, Nacho Domeq, Íñigo Bonilla, Carlos Montojo, Ricardo Duque de Estrada y Álvaro Aguilar. Álvaro estaba sentado a mi lado, la mayor parte de la cena la pasé charlando con él. Me contó que trabaja en un banco y yo, para hacerme la interesante, le  pregunté que que hacía exactamente y una serie de detalles más, también por educación. Reconozco que me explicó muchas cosas que no conocía y me divirtieron, pero hubo algún rato en que estaba más bien prestando atención a lo que hacían mis amigas mientras él me hablaba, lo siento, las chicas hacemos varias cosas a la vez; así que mientras me lo contaba, movía la cabeza hacia arriba y abajo haciendo como si me enterara de todo, es un buen truco. Álvaro: no te enfades, me encantó vuestra compañía, ¡ja, ja!

 

Almudena 4_xoptimizadax

Un rato después de terminar la cena y charlas con los invitados a ritmo de la música del DJ decidí que me podía poner ya las bailarinas: ése fue el momento en que pensé que mi decisión de meterlas en el bolso fue la decisión mejor de todo el día; bueno, por el momento, me lo voy a permitir mientras mi edad me permita alguna licencia y travesura, ¿no creéis?

 

 

Fue una noche graciosa y a la vez curiosa. Se lo agradezco todo a Lourdes Barroso y a María Milans, por ayudarme en todos los preparativos y por sentarme cerca de amigos con los que disfruté tanto. También a Charo Carrera, Malena Olcoz, y por supuesto al salón Moncho Moreno, en especial a Grabriel Llano, por hacerme estar tan guapa.

Arantxa Asián

Estudié filología hispánica, pero la vida me llevó hace algunos añitos a dedicarme al periodismo digital. Estoy especializada en nuevas tecnologías, aunque siempre saco tiempo para la belleza. Eso me llevó a enfrascarme en este proyecto: Mundo Femenino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *